2 de diciembre de 2011

AFIEBRADOS VIERNES







Hay viernes como hoy donde me levanto con muy buen humor y en general no sé el motivo. Los viernes siempre me gustaron, los aguardaba, hoy los disfruto desde temprano a la mañana, en una época el deleite comenzaba con la llegada de la noche. Con la información tomada del suplemento Sí! iba a ver bandas en vivo y lo que más esperaba eran las fiestas del Condon Clú. Unas fiestas que muchos recuerdan haber ido alguna vez, creo que no todos dicen la verdad. ¡No éramos tantos!
Un fugaz recorrido por la historia del Condon Clú trae a la memoria una Fiesta Chancha – con una cerdita de carne y hueso que sirvió de postre a los muchachos de la organización-, una Fiesta Negra, la Lucha en el barro, Fiesta de Circo con payasos, lanzallamas, hombres con látigos y equilibristas. Estas fueron algunas de las tantas fiestas que se sucedieron desde octubre de 1991, cuando el combo se lanzó a recorrer los barrios porteños.
Decenas de afiebrados viernes, cientos de varieté exhibidos y miles de preservativos repartidos. No hacían campaña contra el sida. Simplemente querían que no matara y, a la vez, seguir pinchando.
Precios populares que aseguraban la permanencia del Condon entre las preferencias del fin de semana. El Condon Clú fue como un gran circo que se armaba en 6 horas. Fiestas itinerantes (Villa Crespo, Estrella de Maldonado, All Boys, Ferrocarril Oeste o la Federación de Box)
Patios, gradas y grandes barras. La idea era ir a bailar y sentirse libres de luces y rayos láser. A diferencia de los boliches, tenía mucho contacto y poca histeria.
En la puerta, las chicas con sus curvas justifican la entrada e iban calentando el ambiente, encaraban a los recién llegados con preservativos gratis en mano. Eran bailarinas, me acuerdo de una que me contó que estudiaba en la Escuela Nacional de Danzas. Se ganaba la vida haciendo varieté donde podía.
De las primeras fiestas donde éramos 600, 800 personas, cada viernes llegó a reunir entre 2 y 5 mil personas. Pocas eran las propuestas alternativas como estas fiestas que en los comienzos de los 90 logró sobrevivir a la dispersión, el conchetaje y sus jopos, la malaria del bolsillo y las garras de la moda.







La Federación de Box, 20 años después...






3 comentarios:

  1. Mi dia preferido de la semana siempre fue y sera el miercoles, diferente a los demas. Inmediatamente me subi al Delonrian y viaje, a un lugar que nunca conoci... ni de la vereda de enfrente, pero si te vi en la esquina. Tu jardinero, tu pañuelito a modo de gargantilla (estaba valuada como si fueran diamentes para vos) tus Toper y tus imprescindibles e infaltables desdos pulgares e indices acomodandose el pelo sobre las orejas. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Gracias!
    O sea que un "dia de miércoles" es un buen día? (chiste de Café fashion)
    Te acordás del jardinero, era un uniforme!
    "Jagger mi dios / la lengua mi cruz /Angie el himno/Los Stones mi religión" o algo así jajjajajajaj, que inocentes!!
    Gracias por tu comentario, por haber compartido un tramo de tu vida conmigo, breve pero inolvidable y el recuerdo tan descriptivo que no necesita de imágenes, alcanza y sobra con la palabras.

    PD: al leer " me subi al Delonrian y viaje" supe que eras vos! Un beso grande

    ResponderEliminar
  3. Petro Pereira
    Te falto el Centro Municipal de Exposiciones con Memphis, si no me equivoco y eramos como ocho/diez mil


    Raúl Haurat
    Totalmente! Año 94, yo recuerdo Las Pelotas en el Centro y Memphis en la ultima fiesta en el microestadio de Ferro. Lo del centro municipal lo tengo muy presente porque fue un viernes y el sabado Argentina jugaba con Grecia en aquel partido inolvidable del ultimo gol de Diego en un Mundial. Es verdad a esa altura el Condon ya era masivo. Abrazo


    Karina Mabel Haurat
    Dios te conserve esa memoria Ra!!!! Es muy bueno tenerte sos el referente en la flia!! TKM.


    Raúl Haurat
    No es memoria, es el unico tema que hablamos con los pibes cada vez que nos juntamos. Sale de taquito ya! Gracias igual


    Martin David Lauria
    ja...20 anios hablando de lo mismo....pero es que uno siempre recuerda los mejores momentos......lo bueno es que seguimos amigos! abrazo!

    ResponderEliminar